El ayuno terapéutico es empleado en muchas ocasiones como herramienta para favorecer la desintoxicación del organismo, curar enfermedades y mejorar la salud de las personas sanas. Nuestro organismo se encarga las 24 horas los 365 días al año de depurar y desintoxicar nuestro cuerpo y esto lo hace gracias a los órganos dedicados a tal efecto, como son los riñones, pulmón, hígado…

En este artículo voy a intentar explicar lo que debes conocer sobre el ayuno y la desintoxicación. Algunas cosas interesantes sobre las famosas dietas dietox y un buen repaso sobre al ayuno, sus fases, tipos, indicaciones terapeuticas, beneficios para las salud y muchas más cosas interesantes…

Acerca de las dietas Detox y la desintoxicación

Últimamente se han popularizado las dietas Detox para perder peso rápidamente, existen muchas variantes que han desvirtuado el verdadero significado de la detoxificación.

Las Dietas Detox se basan principalmente en la ingesta de zumos jugos o batidos durante un número de días más o menos largo.  En muchos casos estos batidos ya vienen preparados con alguna receta “milagrosa”,  que dicen quemar grasa o acelerar el proceso.

Debemos ser cautos, el ayuno es una opción saludable pero no es una dieta milagro, aunque produzca en nuestro organismo lo más parecido a esto. Detrás del ayuno existe una gran cantidad de estudios que avalan y respaldan sus beneficios. (Podrás leer algunos de ellos al final del artículo.)

Ayunar es una forma de vida que aporta innumerables beneficios para la salud.

Estoy de acuerdo con los nutricionistas que defienden que en ningún caso una dieta detox por sí misma es capaz desintoxicar nada y que son nuestros órganos los que se encargan de hacerlo.

El  error que se comete -a mi modo de ver- es que si nosotros no favorecemos las condiciones necesarias para que los órganos encargados de filtrar y depurar nuestro organismo funcionen correctamente, estos terminarán por no funcionar o hacerlo de forma insuficiente y en consecuencia enfermaremos.

Lo verás claramente con este  ejemplo.Nuestros pulmones están continuamente filtrando el oxigeno a pesar de ingerir millones de tóxicos en cada inhalación. Si además fumamos, al cabo de los años puede llegar el momento que nuestros pulmones, bronquios.. fallen y no sean capaces de seguir filtrando más porquería y acaben enfermando.

Se trata simplemente de un proceso de acumulación de toxinas donde los órganos llegan a saturarse . Esto  mismo ocurre con la alimentación, tomamos una gran cantidad de toxina con la comida (aditivos, pesticidas) a pesar de creer que nos alimentamos correctamente y respiramos aire contaminado de hidrocarburos,  metano…) en las ciudades.

La moda de las dietas Detox

La detoxificación esta moda y muchos espabilados se están aprovechando para colar sus productos milagrosos, zumos preparados y batidos proteicos, etc..  que no son especialmente baratos.

 

Una  dieta de detoxificación no  necesita  productos milagrosos,  batidos proteicos ni pócimas extrañas

 

Lejos de desintoxicar estas supuestas “Dietas Detox” lo que producen es una mayor intoxicación  y en muchos casos puede llevarnos a tener  problemas mayores.

Una alimentación que favorezca el buen funcionamiento de nuestros órganos es vital para que estos puedan realizar sus funciones correctamente.detox-3

Las fases del ayuno prolongado.

Entendiendo que la depuración de nuestro cuerpo  pasa por favorecer las condiciones necesarias para que nuestro organismo pueda realizarla correctamente, a continuación paso a explicarte cuales son las fases del ayuno y que ocurre en cada una de ellas.

  • Fase 1. Consumo de las reservas de hidratos de carbono.

Dura aproximadamente 2 a 3 días.

  • Fase 2. Consumo de las grasas.

En esta fase aumentan los cuerpos cetónicos. Los grupos cetónicos se producen cuando el organismo utiliza las grasas en lugar de las glúcidos para la producción de energía. Dependiendo del organismo del ayunante, el consumo total de las grasas puede durar 40 días (dependiendo de la condición inicial del ayunante)

  • Fase 3. Consumo grave de proteínas..

Nunca se ha de llegar a esta fase. El ayuno ha de ser abandonado a los 20, 30 o 40 días). Se produce un gran adelgazamiento y debilidad. La albuminemia y los edemas son producto de la autofagia y de la autodigestión proteica.

Algunos mitos sobre la alimentación que nos han mal enseñado.

Al menos 5 o 6 comidas diarias son las recomendadas por la mayoría de nutricionistas alrededor del mundo. Sin embargo esto no significa que sea la forma más sana de comer, ni mucho menos la más acertada a la hora de luchar contra las enfermedades.

Ha sido probado con estudios científicos que el ayuno completo y el semiayuno puede mejorar una gran cantidad de patologías y mejorar la salud general de las personas sanas.

Con el ayuno nuestro  organismo descansa  y permite desintoxicar de toxinas nuestros órganos y sangre.  Es hacer un reset en nuestro organismo, es empezar de nuevo.

El ayuno tiene una serie de beneficios para la salud pero la mayoría de la gente ignora esto. El ayuno puede mejorar la salud cardiovascular, reducir el riesgo de cáncer, reducir la inflamación, promover el desarrollo neuronal.

Beneficios del ayuno para la salud

Algunos de los beneficios del ayuno para la salud.

  • Desintoxica el organismo
  • Mejora la asimilación de nutrientes
  • Estimula la memoria
  • Reducción del estrés oxidativo.
  • Estimula la producción de células del sistema nervioso central

Indicaciones terapéuticas del ayuno.

Se ha demostrado  que el ayuno tiene efectos positivos en las siguientes patologías y trastornos.

  • Trastornos digestivos: dispepsia, estreñimiento, patologías de colon.
  • Aparato locomotriz: artrosis, artritis, fibromialgia.
  • Alteraciones respiratorias: asma, bronquitis, rinitis, sinusitis, alergias.
  • Problemas vasculares: hipertensión, colesterol.
  • Enfermedades neurológicas: Alzheimer, Parkinson..
  • Afecciones de la piel: eccemas, abscesos, varices, cicatrización.
  • Desintoxicación: tabaco, café, alcohol: Durante el ayuno es un buen momento para la deshabituación, no debe tomarse antes, durante y después del ayuno. Sobre todo el alcohol ya que este podría sobrecargar el hígado.
  • Trastornos psicológicos: estrés, depresión, fatiga crónica, insomnio.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Enfermedades cardiacas: Angor pectoris, infarto, insuficiencia cardiaca.

Síntomas que se pueden experimentar durante el ayuno.

Estos síntomas están relacionados con el proceso de limpieza y depuración que el cuerpo esta realizado.

  • Sensación de hambre y de estomago vacío durante el primer y segundo día.
  • Sensación de agotamiento
  • Insomnio, pesadillas
  • Dolores y molestias articulares, óseas, musculares
  • Dolores de cabeza, hígado o de riñones.
  • Mareos

A pesar de que el ayuno puede promover la pérdida de peso, no recomiendo ayunar con este con ese fin si no se es consciente de lo que significa. Mucho menos si se trata de un ayuno completo sin supervisión médica.

Has de tener encuentra que no sirve de nada ayunar, alcanzar el peso deseado y luego atiborrarse de dulces y otras porquerías.  Esto no funciona así.

El ayuno forma parte un sistema donde la comida basura no tiene lugar de ser.

Como comer antes y después del ayuno.

Antes de comenzar el ayuno debemos procurar un ambiente tranquilo y relajado.

El ayuno debe estar precedido y terminado por una alimentación ligera y natural evitando copiosas comidas, alimentos procesados, industriales y altamente calóricos. Nunca debe realizarse un ayuno completo de largo tiempo si no tiene experiencia  y sin ser vigilado médicamente.  Igualmente deberías ser revisado para conocer si esta en las condiciones optimas para ayunar.

Debemos preocuparnos por haber sido correctamente informados de cuáles son los síntomas que podemos experimentar al realizar el ayuno, y estar convencidos de la decisión que vamos a tomar.

No  muy importante no consumir alcohol, tabaco, café o  drogas durante el periodo de ayuno.

Para la salida del ayuno no debe tomar carne, pescado y lácteos. Lo ideal sería seguir con una dieta libre de tóxicos por cinco días después del periodo de ayuno y posteriormente adoptar una alimentación lo más natural posible.

La primera comida ha de ser ligera. Una ensalada después de estar algún día sin comer será el mejor mangar que hayas probado nunca.

Durante el ayuno lo mejor es no realizar ejercicio intenso, aunque el ejercicio de baja intensidad es siempre recomendable, como salir a caminar.

Tipos de ayuno

Existen diferentes tipos de ayuno, cada uno de ellos con sus ventajas e inconvenientes, pero todos aportan beneficios para la salud. Cada persona debe elegir el tipo que se ajusta mejor a sus necesidades.

1.- Ayuno completoEste es es verdadero ayuno, el que más beneficios consigue para la salud, pero también el más dificil de realizar y el que más supervisión necesita.

  • Ayuno hídrico. Únicamente se permite la ingesta de agua en el periodo de ayuno

2.- Semi-Ayuno. Dentro del semiayuno encontramos diferentes versiones desde el ayuno a base de infusiones, zumos, a tiempo intermintente. Este tipo de ayuno es mucho más facil de hacer. En este tipo de ayuno interviene una minimo de aporte calorico, entre 500 y 600 kcal a base de jugos, caldos y tiempos más cortos de ayuno. Por lo que hace que la experiencia de ayuno sea mucho más llevadera.

  • Ayuno con infusiones de plantas medicinales.

Se trata de tomar plantas medicinales que favorecen la depuración mientras realizamos el ayuno.

  • Ayuno con zumos de frutas/verduras.

En este ayuno sustituiremos las comidas principales que realizamos por zumos naturales

  • Ayuno intermitente.

Se combinan periodos de alimentación normal con periodos en ayuna.

Es el ayuno más llevadero, existen varias modalidades como por ejemplo el ayuno 16/8, ayuno 24/48 o el ayuno 12/12.

  • Ayuno intermitente 16/8. Consiste en realizar un ayuno de 16 horas y 8 horas de alimentación normal
  • Ayuno intermitente 24/8.Consiste en realizar un ayuno de 24 horas y 48 de alimentación normal
  • Ayuno intermitente 12/12. Consiste en realizar 12 horas de ayuno y 12 horas de alimentación normal.

Contraindicaciones del ayuno

Realmente el ayuno intermitente  o un semiayuno es adecuado para la mayoría de las personas sin implicar riesgo para la salud, sin embargo cuando se trata de un ayuno completo se recomienda ser más cuidadoso y realizar controles de salud antes y durante el ayuno.

Las personas con problemas diabéticos, hipotensos,  hipoglucemicos deben ser muy prudentes. Ya que una caída elevada del azúcar podría desencadenar problemas graves.

También aquellas personas que se encuentren en tratamiento de corticoides y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deberían realizar ningún tipo de ayuno en este periodo.

Deben abstenerse de realizar ayunos aquellas personas con  desordenes alimentarios como la bulimia, anorexia y personas con anemias importantes tanto ferropénicas como megaloblásticas  (anemia perniciosa).

Las personas muy delgadas y con menos reservas deben extremar las precauciones.

En cualquier caso si padeces una enfermedad grave o estas tomando algún tipo de medicación deberías consultar como podría afectarte  el ayuno y si es conveniente practicarlo.

Cuando es mejor ayunar.

La primavera es el momento idóneo para realizar el ayuno completo. En este periodo no hace el frio del invierno evitando el riesgo de hipotermia ni el calor sofocante del verano donde se podría pasar por un cuadro de hipotensión.

El semiayuno, puedes realizarlo durante todo el año, incluso hay personas que incorporan el ayuno intermitente es su rutina semanal.

Estudios científicos que respaldan el ayuno.

El Dr Mattson han publicado recientemente varios artículos en el que discuten que un ayuno intermitente podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson.

Cuando propiciamos en una restricción calórica nuestro hígado agota las reservas de glucosa y el cuerpo entra en cetosis, este estado es muy bueno para nuestro cerebro.  La cetona es en realidad el combustible preferido del cerebro. Gracias a ella se producen nuevas conexiones cerebrales, promueve el crecimiento neuronal,  mejora la función cognitiva y reduce la inflación.

Además la restricción calórica es útil para luchar contra las enfermedades crónicas.

Un estudio de la Universidad del Sur de California, mostró que ayuno prolongado protege al sistema inmunológico

Otros estudios científicos: