Estoy seguro de que puedes mejorar tu estilo de vida gracias a los zumos aún cuando el presupuesto del que se dispone esta ajustado. Hay una creencia erronea de que tomar zumos es caro y se requiere mucho dinero para comer más sano.

Lo cierto es que si presta atención a los productos que adquiere y la cantidad que necesita  para hacer tus bebidas y batidos, beber un o dos zumos al día no debe suponerle un esfuerzo.

Existen algunos consejos y sugerencias para comenzar a ahorrar dinero, al mismo que consigues los beneficios positivos de tomar el beneficioso zumo de cada día.

1. Invierte en un extractor “slow juicer” de calidad

El primer punto es invertir en extractor de zumos de alta calidad. Tómate tu tiempo para comparar los diferentes modelos. Hace unos años apenas existian en el mercado, pero hoy las posibilidades son mayores. Revisa las ventajas y beneficios de cada extractor.

Un buen extractor de zumos puede suponer un mayor gasto inicial, pero valdrá la pena el gasto. Y te garantizará que puedas conseguir una mayor producción de zumo, menos desperdicio y en consecuencia un ahorro de dinero a largo plazo.

Al invertir en un extractor de zumos de buena calidad, su zumo será más nutritivo. Puedes conseguir extraer más cantidad y una mejor calidad de zumo de fruta y verdura. Si comprás un extractor de zumos de alta gama asegurate de que obtienes una larga garantía. Personalmente me gusta los extractores de zumo Omega que vienen con una garantía de dias a quince años. Sin embargo se que estos no estan alcance de todo el mundo por lo que un extractor de zumos de baja revoluciones de la marca Biochef también puede ser acertado.

Los extractores por masticación o lentos son fáciles de utilizar, generan zumos de muy buen sabor y son capaces de extraer el jugo de vegetales que las licuadoras (extractores centrífugos) no pueden -como el cilantor y el perejil, o bien de frutas pequeñas como la bayas.

Gastar 200 € en un extractor de zumos  puede parecer una atrevimiento pero te aseguro que lo terminarás ahorrando gracias a que desperdicias mucha menos cantidad de producto producciendo una mayor cantidad de zumo

2 Escoja productos baratos

Localiza recetas y haz una lista del súper que un incluye la mayor cantidad de productos económicos. Un cosejo es que consumas fruta y verdura de temporada. Puedes comprar manzanas, apio, zanahoria, pepinos y limones, con ellos vas tener un buen comienzo como base para hacer una gran variedad de bebidas y batidos. Estos productos estan disponibles en todos los supermercados y fruterías de barrio.

Con esta selección de base, ahora puedes comprar pequeñas cantidades de otros productos para hacer una gran carta de recetas de zumos.

3. Planifique sus recetas de zumos con antelación

Es una gran idea planear con anticipación. Prepara la lista de recetas que vayas a tomar durante la semana y cuando vayas a comprar compra todos los productos que necesites para la semana planificada.

Gracias a la previsión y compra de los productos para los próximos siete días, ahorrarás tiempo y simpre tendrás listo los ingredientes necesarios para tu zumo diario. La mayor parte de las frutas y verduras si se compran en su estado optimo de maduración te aguantará bien los 7 días en la nevera.

A pesar de que una gran parte de frutas pueden ser congeladas, es recomendable comprar sólo lo que vayas a consumir los próximos 7 días.