La uva es una de las frutas principales en la dieta mediterránea. Su cultivo se remonta por más de tres mil años, aunque fue con los romanos cuando se comenzó a cultivar en la Península Ibérica.

Los más de tres mil variedades de uva se pueden dividir en dos grandes grupos, la uva de mesa y la uva vínifera.

La uva se puede se puede encontrar desecada y fresca. La uva fresca de temporada se recoge en los meses de otoño y principios de invierno.

Propiedades del zumo uva

Los polifenoles especialmente el resveratrol  los principios activos más importante de este fruto. Se ha demostrado que este principio activo protege las células por tener efectos inhibidores sobre los agentes tóxicos que las dañan como por ejemplo los radicales libres.

El resveratrol es útil protegiendo las arterias y la salud cardiovascular. Este compuesto esta presente tanto en los zumos de fruta como en el vino. Sin embargo el vino en exceso por su graduación alcohólica podría ser más perjudicial que beneficiosa. Por tanto nuestra recomendación es el consumo del zumo de uva de modo que podemos aprovechar todas sus propiedades pero sin contraindicaciones.

Además de los beneficios para la salud cardiovascular el consumo diario del zumo de uva disminuye los riesgos de pérdida de memoria.

Un estudio realizado por la Universidad de Cincinnati demostró que quienes habían consumido zumo de uvas presentaron una notable mejoría en su memoria y capacidad de aprendizaje.

Pero los beneficios de este preciado fruto no acaba aquí. Sus gran poder antioxidante protege al sistema inmunológico y reduce el riesgo de accidente cerebro vasculares.

Propiedades de la pepita de uva.

La semilla de uva es rica en unos elementos llamados fenólicos, además contienen tococerol y proantocianidinas que son antioxidantes muy potentes en nuestro orgánico.

A continuación algunas de las propiedades más importantes de la pepita de uva.

  • Mejoran la circulación sanguínea.
  • Anti-bateiana y anti-inflamatoria.
  • Ayuda a nuestro cabello.
  • Anti-Cancerígenas.
  • Mejora la vista
  • Cuida la piel

Como hacer zumo de uva.

La preparación del zumo de uva es realmente sencilla. Como con cualquier otro fruto los racimos deben ser lavados para eliminar cualquier bacteria o restos de pesticidas (si no es órganica).

Una vez limpia la uva,  se introducen los granos enteros (con piel y pepitas) en la licuadora o en el  extractor de zumo. Las semillas pueden dar un sabor áspero al zumo sin embargo la semilla de la uva tiene grandes beneficios que sería una pena tirarlo a la basura.

Zumo de uva en la batidora

Si no queremos desperdiciar nada de pulpa ni las semillas, también es posible hacer zumo de uva en la batidora de vaso americano. En este caso la uva será triturada junto con la piel y las semillas.

Zumo de uva en la licuadora o extractor de zumos.

La uva tiene una gran cantidad de jugo y se puede hacer un rico zumo de uva en la licuadora centrífuga o en el extractor de zumos de bajas revoluciones fácilmente. Sin embargo estos aparatos desecharan gran parte de la piel y las pepitas.

Una solución sencilla es volver a introducir parte de ellas en el zumo o también poner un tamiz mayor de forma que dejemos pasar más cantidad de pulpa al zumo.

Mi recomendación es elegir un extractor de zumos de bajas revoluciones por los beneficios que este aparato aporta y reintroducir la pulpa que queramos a nuestro gusto . De este modo tendremos un zumo de gran calidad aprovechando todas sus propiedades.